Los grandes retos de la construcción para 2018
3879
post-template-default,single,single-post,postid-3879,single-format-standard,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.4,vc_responsive
 

Grandes retos de la construcción para 2018

Grandes retos de la construcción para 2018

Cuando el año termina, llega el momento de comenzar a pensar en los ambiciosos retos que el año venidero comenzará a plantear.

2017 fue, de nuevo, un año apasionante para el sector de la construcción. Volvió a crecer de formar sostenida. Las grandes obras han dado paso a proyectos más modestos, pero igualmente importantes. Aunque en el segmento de la logística se ha vivido un año de cifras espectaculares, con gigantes como Amazon a la cabeza.

Una vez que el 2017 se ha consumido, con proyectos destacados como estos, llega el momento de pensar en los retos que se plantean en el sector, con la digitalización a la cabeza. ¿Qué nos depararán los próximos 12 meses? Prometen ser apasionantes.

Digitalización

retos construccionQue la construcción es un sector que necesita avanzar en el camino de la digitalización no es ningún misterio. En lo referente al panorama industrial, el sector no se sitúa a la vanguardia. Afortunadamente, en 2018 se dará un gran paso de gigante con la implantación, por ejemplo, de la metodología BIM. La construcción 4.0, como concepto, ya es una realidad. La apuesta es clara: implantar en el sector constructivo elementos claves como el Internet de las Cosas o la robótica, para ayudar en la descentralización de la toma de decisiones y poder usar mejor la información en tiempo real. Consultoras como Itainnova señalan que será fundamental “virtualizar los procesos” para mejorarlos.

Otras claves pasan por sacar más rendimiento al denominado “Big data” para detectar con más precisión lo que demanda el mercado en cada momento y poder reaccionar con mayor eficacia. “Es preciso digitalizar toda la cadena de valor”, aseguran en este artículo. En este sentido, también tendrá mucha importancia el 3D, con las impresoras a la cabeza. Y el hormigón tendrá mucho que decir, ya que la prefabricación será fundamental en esta revolución 4.0, como método de construcción más eficiente y efectiva.

 

Avanzar hacia soluciones sostenibles

Hay algunos mensajes que no se puede ignorar. La necesidad de cambiar el modelo productivo hacia una versión mucho más responsable con el medio ambiente es uno de ellos. El planeta nos necesita a todos, y el tiempo se acaba.

El sector de la construcción no podemos mirar hacia otro lado. La sostenibilidad ha sido desde siempre una de las señas de identidad de los prefabricados de hormigón, pero hace falta trabajar más. Desde la reducción de los residuos que se generan hasta el reciclaje de los materiales que se utilizan. Una vez más, la innovación tecnológica ayudará mucho en este sentido. La nanotecnología, por ejemplo, echará una mano para optimizar cada centímetro cúbico de hormigón que se utilice en las obras del futuro más cercano.

Ejemplos de lo que se puede hacer los hay muy variados, pero uno bastante curioso es este techo de hormigón que ha creado el Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zúrich, que es capaz de captar la energía del solo para generar electricidad limpia. Pero para reducir la huella de carbono y el consumo de recursos naturales hay otras muchas cosas que se pueden hacer: usar los restos de demoliciones para volver a crear piezas de hormigón o incluso regenerarlos para crear piezas decorativas. Las opciones son cuantiosas.

Crecimiento

En 2017, el sector de la construcción cerrará de nuevo con una producción al alza. Para el año 2018, el objetivo es crecer por encima del 3%. Un informe de las 1.000 constructoras y promotoras más importantes de nuestro país señala que la obra pública es una de las razones de este crecimiento. Durante mucho tiempo, este tipo de obra ha contado con los prefabricados de hormigón como una de sus bases más importantes. Por esto, es realmente importante para el sector del prefabricado que se vuelva a relanzar. “En 2017 la licitación ha vuelto a crecer tras tocar suelo impulsada por administraciones locales y comunidades autónomas”, señalan fuentes de Alimarket, que corroboran que la colaboración público-privada seguirá siendo muy importante para apuntalar el crecimiento de este sector.



Nuestra web almacena información sobre tu navegación para ofrecerte una mejor experiencia de usuario y un contenido adaptado a ti. Acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies