La importancia del hormigon autocompactante en prefabricados
3901
post-template-default,single,single-post,postid-3901,single-format-standard,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Hormigón autocompactante, ¿qué es y por qué lo destacamos?

Hormigón autocompactante, ¿qué es y por qué lo destacamos?

El hormigón autocompactante no es precisamente un material nuevo, aunque tampoco podría englobarse dentro de los más longevos. Según los expertos en historia de la construcción, los primeros ensayos con este material tan particular datan de 1989, lo que en término relativos si que le infiere la categoría de “nuevo”. Pero aquellos que vivimos dentro del mundo de la construcción cada día, hace tiempo que no lo vemos como un recién llegado. Aunque no lo sea, si que tiene una serie de características curiosas que vamos a ver en este artículo.

Según la definición que hace la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), el hormigón autocompactante es una variante que, fluye en el interior de los moldes (o de los encofrados) para llenarlo de forma natural. Se consolida “únicamente bajo la acción de su peso propio, sin ayuda de medios de compactación, y sin que se produzca segregación de sus componentes”

¿Sabías que… Zaragoza fue pionera en hormigón autocompactante?

Unas de las obras pioneras con este material de construcción se ubica en Zaragoza: en 2001 se utilizó para construir una parte del puente de la ‘Ronda de la Hispanidad’ (uno de los cinturones que rodea la capital aragonesa). Y, por supuesto, no nos podemos olvidar del Pabellón Puente de la Expo 2008, también en Zaragoza. Aunque en Tecnyconta no participamos en su construcción, sí que la pudimos seguir de cerca desde nuestros trabajos en otras instalaciones del recinto de las que sí formamos parte aquel año.

Tal y como señalan desde el Ministerio de Fomento, hay varias características fundamentales que nunca se deben dejar en el tintero cuando se habla de hormigón autocompactante:

  • Fluidez o habilidad de fluir sin ayuda externa y llenar el encofrado.
  • Resistencia al bloqueo o habilidad de pasar entre las barras de armadura. De hecho, la UPM matiza que tiene una mayor adherencia entre el hormigón y las barras de acero.
  • “Estabilidad dinámica y estática, o resistencia a la segregación, que le permite alcanzar finalmente una distribución uniforme del árido en toda su masa”, corroboran desde el ministerio.

 

¿Es lo mismo el hormigón autocompactante que el hormigón convencional?

Evidentemente no, porque de lo contrario no estaríamos hablando de esto. La clave está en las proporciones de los componentes: el hormigón autocompactante se fabrica con menor cantidad de árido grueso, más minerales finos y, por lo general, menor tamaño máximo de árido. Además, dejando a un lado los aspectos más técnicos que solo los profesionales entenderían, presenta una mayor sensibilidad de curado y menor permeabilidad a los gases y cloruros.

Otra ventaja importante respecto al hormigón tradicional, es que el autocompactante no necesita hormigonar por capas, ni tampoco vibrado para los casos de puesta en obra. En cuanto al terreno de los prefabricados, este tipo de hormigón es especialmente útil para generar piezas con espesores reducidos o para la generación de acabados y formas complejas que le hormigón convencional no puede abarcar.

Igualmente, el autocompactante es especialmente útil para aquellas obras que exigen un acabado estético muy definido. Algo que, como no nos cansamos de decir, es posible conseguir con piezas de hormigón prefabricado.

¿Tiene desventajas esta clase de hormigón?

No excesivas, aunque es cierto que la fabricación del hormigón autocompactante es ciertamente más ‘laboriosa’ desde un plano técnico. Se necesitan estudios más rigurosos de lo que se puede considerar habitual, y además no se puede perder de vista en ningún momento el diseño de los componentes. La intención es clara: garantizar siempre la máxima calidad de lo que se produce con esta clase de material de construcción.

En Prefabricados Tecnyconta somos especialistas en afrontar toda clase de obras. Nuestro equipo está preparado para afrontar las fases de cualquier proyecto desde el principio, sacando el máximo provecho a las ventajas del hormigón prefabricado, sea de la clase que sea. Estudiamos, proyectamos y ejecutamos siempre mano a mano con cliente. Solo así conseguimos los mejores resultados, que es lo que nos exigimos cada día.