El mercado de Can Vidalet renace y presume de paneles GRC curvos

El mercado de Can Vidalet renace y presume de paneles GRC curvos

Mercado con paneles GRC de hormig√≥n prefabricadoEl mercado de Can Vidalet en Esplugues de Llobregat, muy cerca de Barcelona, luce nueva cara: unos paneles GRC de colores realmente vistosos sirven para dar la bienvenida a un nuevo espacio, en el que la cadena de supermercados Lidl ha aprovechado para abrir un nuevo establecimiento. Pero esos paneles de hormig√≥n prefabricado, realmente, no son los protagonistas. Lo verdaderamente importante es la recuperaci√≥n de un espacio (la denominada plaza de la B√≤bila) que une L‚ÄôHospitalet y Esplugues por una fina l√≠nea imaginaria que, en m√°s de una ocasi√≥n, incluso ha supuesto alg√ļn quebradero de cabeza para sus alcaldes.

Dos ciudades, una sola ubicación

¬ęLa plaza de la B√≤bila son dos ciudades, dos barrios, varios equipamientos compartidos y m√ļltiples culturas en un solo lugar¬Ľ, cuenta Jose Polo en este art√≠culo en el diario La Vanguardia. A trav√©s de sus l√≠neas se descubre una historia singular: la del l√≠mite entre dos poblaciones que solamente se separan por una barrera mental. A nivel burocr√°tico, los alcaldes de ambos lados reconocen algunos ¬ęincidentes¬Ľ, pero no hay que alarmarse por nada grave. Se trata simplemente de cuestiones relativas, por ejemplo, al mantenimiento o la limpieza de una plaza que se reparte en mitades que no est√°n muy claras.

De hecho, la remodelaci√≥n de la zona, en la que el mercado de Can Vidalet ocupa un lugar primordial, se ha tenido que gestionar de la mano del √Ärea Metropolitana de Barcelona (AMB) para coordinar a los dos implicados. ¬ęY es que Esplugues y l‚ÄôHospitalet comparten ambulatorio, centro cultural, biblioteca, esplai y en la plaza est√° el mercado provisional de Can Vidalet¬Ľ, cuentan en el mismo art√≠culo. La historia de Jose Polo se escribi√≥ en mayo de 2021, tan solo unos meses antes de que la palabra ¬ęprovisional¬Ľ ya no fuese necesaria.

Can Vidalet resurge

Despojarse del mercado provisional era vital para los habitantes de la zona, ya que las efímeras instalaciones restaban vida a la plaza. Y tras una inversión de 7,5 millones de euros (100% a cargo de Lidl), el mercado volverá a acoger sus 30 parada tradicionales con los paradistas de toda la vida.

Conocida algo de su intrahistoria, hablar de esta obra supone volver a poner de relieve la versatilidad del hormigón prefabricado. Y más concretamente de los Paneles GRC. Reconstruido con una arquitectura distintiva de MiAS Architects, el mercado presume de unos llamativos paneles de hormigón reforzado con fibra de vidrio de forma curvada y coloreados siguiendo las indicaciones del arquitecto. Todos ellos fabricados en nuestras instalaciones de Tauste.

 

Paneles GRC curvos y de colores

El color final también cuenta con sus dosis de historia: el degradado rojo y verde se consiguió tras un intenso tratamiento manual. Hecho esto, se aplicó un acabado visual a varios de los paneles con la intención de imitar una vieja fachada con carteles viejos y superpuestos.

Por otro lado, estos elementos prefabricados fueron construidos sobre moldes curvos de R=11,80 metros, mientras que los paneles rectos se colocaron sobre una estructura met√°lica, en su mayor√≠a soldada, combinada con anclaje mec√°nico sobre una losa de hormig√≥n. Un dise√Īo √ļnico, exclusivo, ligero y que sirve para subrayar nuevamente la flexibilidad de los prefabricados de hormig√≥n.



Nuestra web almacena información sobre tu navegación para ofrecerte una mejor experiencia de usuario y un contenido adaptado a ti. Acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies