Prefabricados de hormigón en edificios de viviendas: casos reales

Prefabricados de hormigón en edificios de viviendas: casos reales

Cualquier tipo de edificio se puede construir con prefabricados de hormigón. En muchas ocasiones, este tipo de construcción se asocia con proyectos que nada tienen que ver con espacios residenciales. Es normal, ya solo el término «construcción industrializada» nos traslada hacia naves logísticas, centros industriales o edificios de grandes dimensiones. Pero en cualquier núcleo urbano se pueden encontrar también edificios que presuman de haber utilizado para su construcción elementos prefabricados de hormigón.

Unifamiliares, apartamentos o pisos convencionales también se benefician de las ventajas de este tipo de construcción. Es decir, también en el segmento residencial se ha avanzado mucho y ya no se construyen únicamente casas en entornos envidiables y con acabados lujosos que parecen fuera del alcance de una economía estándar. La rapidez en la ejecución, la reducción de los plazos y la resistencia propia del hormigón son solo algunos de los atributos que han empujado a que cada día se presenten en sociedad más obras que han utilizado esta forma constructiva.
 

Ventajas de la edificación con prefabricados

Los beneficios de construir edificios de pisos en las ciudades con piezas modulares podrían ser exactamente los mismos que los de construir una nave logística. Es decir:

  • Se puede ofrecer un precio cerrado -reduciendo los costes- y plazos cerrados de ejecución.
  • Se reducen los costes, el tiempo en obra e incluso la generación de escombros.
  • Los prefabricados de hormigón generan mayor seguridad en obra y garantizan unos altos estándares de calidad para ofrecer mayor durabilidad y resistencia a los edificios residenciales.

Además, en los últimos años también se ha puesto de relieve otro beneficio clave para el futuro más inmediato no solo de las ciudades, también del planeta: «los sistemas modulares de hormigón se presentan como una opción idónea para avanzar en el cumplimiento de los EECN», es decir, de los Edificios de Energía Casi Nula. Son palabras de Alejandro López Vidal, director técnico de Asociación Nacional de la Industria del Prefabricado de Hormigón, que en comunicaciones como ésta ya dejan claro que el futuro de la sostenibilidad en las grandes urbes (y no tan grandes) pasa por la industrialización de las construcciones.

Ejemplos perfectos de prefabricación y eficiencia energética

Ejemplos de edificios que han dado el paso de contar con elementos prefabricados de hormigón hay muchos, evidentemente. En Consolis Tecnyconta hemos participado en dos construcciones en Zaragoza que pueden ilustrar este artículo. En este edificio (con vistas privilegiadas a la basílica del Pilar) optó por un cerramiento de fachada en GRC con paneles sándwich de 10 cm de espesor. Ligereza, durabilidad, resistencia a los agentes atmosféricos, incombustibilidad… los beneficios del GRC son indiscutibles.

Pero es este edificio VPO (también en la capital aragonesa) el que mejor encarna las propiedades de la construcción modular para contribuir a la proliferación de los EECN. Los paneles stud-frame y paneles sándwich de 10 cm de espesor fueron claves para que estos pisos se hayan convertido en el primer edificio VPO con certificado de vivienda PASSIVHAUS, uno de los cinco más importantes que marcan actualmente el paso de los sellos verdes para la construcción.



Nuestra web almacena información sobre tu navegación para ofrecerte una mejor experiencia de usuario y un contenido adaptado a ti. Acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies