Las casas prefabricadas en España: una realidad de presente y mucho futuro

Las casas prefabricadas en España: una realidad de presente y mucho futuro

Hasta hace relativamente poco tiempo, las casas prefabricadas en España no habían gozado de la reputación que tienen en la actualidad. Su popularidad no para de crecer, y eso tiene una explicación: la imagen que la sociedad tenía de este concepto constructivo no era la adecuada. Mientras aquí se asociaban con barracones, en otros puntos del planeta (sobre todo en Europa) arrasaban como alternativa a la vivienda tradicional. Afortunadamente, se calcula que a partir del año 2015 comenzó a invertirse la tendencia, incluso triplicando las peticiones de presupuestos. Esa aceleración ya ha quedado confirmada. De hecho, la crisis del COVID ha cambiado por completo las preferencias del consumidor, apuntalando todavía más un mercado que no para de crecer.

Las viviendas preconstruidas y su cambio de tendencia

La explicación a este fenómeno, realmente, no es nueva: la construcción prefabricada siempre ha abanderado la optimización del presupuesto, de los recursos necesarios para afrontar un proyecto y de los materiales. Si bien todas estas ventajas eran de sobra conocidas por las personas que estaban más directamente en contacto con el sector, la población en general no podía decir lo mismo. A nivel usuario, hablar de casas prefabricadas de calidad en España era poco menos que una utopía.

Hoy en día, existen empresas –como Consolis Tecnyconta– que ofrecen este tipo de productos específicos, abriendo mucho más el mercado. Eso ha repercutido en la mejora de la oferta: un cliente puede acceder a una gran variedad de propuestas y cada vez de mayor calidad. Todo ello huyendo además de la imagen de que una casa prefabricada es una sencilla construcción que utilizas, por ejemplo, en un pueblo. Ahora ya hablamos de casas totalmente incrustadas en el paisaje urbano. Y lo que es mucho más importante: ya ha quedado corroborado que este tipo de viviendas duran lo mismo que una casa de toda la vida.

¿Son más baratas?

Las palabras «optimización de los costes», a veces, provoca confusiones. Las casas prefabricadas no tienen que ser siempre una opción más asequible que una vivienda tradicional. El montante final dependerá única y exclusivamente de la calidad de los materiales, las dimensiones del proyecto y los acabados que decide el cliente.

Es decir, en pocas palabras, te puedes gastar lo que quieras. En tus manos está el tamaño, las alturas, la distribución e, incluso, el lugar en el que se ubicará la casa. No olvidemos que los módulos hay que llevarlos de la fábrica hasta allí. Si lo que buscas son cifras concretas, aunque como ya te decimos es todo muy variable, desde el comparador de casas prefabricadas Facilhouse aseguran que el ahorro puede situarse en torno al 20-30%.

¿Cuál es la gran ventaja de una casa prefabricada?

Que las ventas de casas prefabricadas esté creciendo de forma importante en nuestro país tiene más explicaciones. Abordado ya en párrafos anteriores el tema del precio, que siempre es un motivo de gran preocupación, conviene aclarar otro valores diferenciales como el nivel de personalización o que se trate de proyectos llave en mano donde tú tienes la última palabra acerca de los materiales (en Consolis Tecnyconta hablamos concretamente del hormigón, claro) Sin duda, son factores en los que se supera ampliamente a la construcción tradicional.

Las casas modulares se ejecutan con tiempos concretos, e incluso muchas empresas cierran el plazo de entrega desde la fase de proyecto y lo hacen de forma garantizada. Si eliges el hormigón como material de construcción, lo que consigues es beneficiarte de todas las ventajas tanto del propio material, como de la denominada construcción industrializada:

  • Todas las etapas constructivas están claramente definidas desde el mismo proyecto.
  • Menor influencia de posibles errores humanos.
  • Se trata de una construcción donde las tolerancias de errores se basan en milímetros.
  • Los procesos están automatizados.

Y todavía nos queda por mencionar el respeto del entorno social, que es mucho mayor. Por ejemplo: al acortarse los plazos con respecto a una obra tradicional, las molestias en el entorno urbano son mucho menores y menos duraderas en el tiempo.

De todas ellas ya hemos hablado con más profundidad en otros artículos como este. Y si lo que necesitas es más información para comenzar con un proyecto de casas prefabricadas en España, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantados de analizarlo!



Nuestra web almacena información sobre tu navegación para ofrecerte una mejor experiencia de usuario y un contenido adaptado a ti. Acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies