¿Por qué el grafeno es un gran descubrimiento para el hormigón?

¿Por qué el grafeno es un gran descubrimiento para el hormigón?

Verde, fuerte o duradero son los atributos con los que se ha catalogado un nuevo tipo de hormigón al que se la ha incorporado el grafeno, un material que -por la importancia de lo que supone para la sociedad en general, pero para la construcción en particular- se podría situar a la altura de lo que significó en su día el descubrimiento de la fibra de vidrio. El descubrimiento/incorporación del grafeno para obtener un hormigón de mayor calidad ha requerido incluso la aplicación de técnica de nanoingeniería, y por eso no es de extrañar que se le otorgue la importancia que merece

El grafeno es el material del futuro

Antes de nada, ¿qué es el grafeno?

Ya en 2010 al grafeno se le comenzó a conocer como “el material del futuro”. Y es que se trata de un elemento conocido mucho antes de que se descubriera sus posibilidades concretas con el hormigón. Para hacerse una idea global de la relevancia de su hallazgo, conviene aclarar que su aplicación no se limita únicamente a la construcción, ya que también se ha usado en electrónica o incluso en medicina.

Es posible que, como les ocurre a muchos, asocies grafeno a grafito, que es el material del que están hechas las minas de los lápices. No andas desencaminado: el grafeno proviene del carbono, que su vez es la fuente del ya mencionado grafito. “A primera vista parece que el grafeno es un material cuya formación es de difícil comprensión para aquellos inexpertos en la materia”, aseguran en este artículo que añaden poco después que “podrías tenerlo frente a ti y no darte cuenta”. Aquí puedes consultar, si estás interesado, todo lo que tiene que ver con la formación del grafeno.

Grafeno y construcción, ¿unión de éxito?

Los expertos de la Universidad de Exeter que se han propuesto revolucionar la industria con este nuevo material ya han asegurado que es “más del doble de resistente y cuatro veces más resistente al agua que los hormigones” que puedes ver cualquier día a cualquier hora en multitud de puntos de vida diaria. Es más, el hormigón reforzado con grafeno de estos expertos no es un mero descubrimiento en ciernes: casi desde su nacimiento contó con todos los estándares de la construcción europea y británica, el país donde vio la luz.

Además de abrir la posibilidad de incorporar otros nanomateriales al hormigón, el uso del grafeno supone todo un impulso para la consecución de los objetivos medio ambientales que la construcción debe cumplir, siempre con el horizonte 2020 como referencia. Con su inclusión, se reduce hasta en la mitad la necesidad de materiales para fabricar hormigón como se ha venido haciendo hasta el momento, lo que permite una reducción de más de 400 kg por tonelada las emisiones de carbono que se generan en estos procesos. Todo esto según datos que aportó en su momento Mónica Craciun, una de las investigadoras de la Universidad de Exeter participantes en el proyecto.

Algunas curiosidades rápidas sobre el “material del futuro”

  • Se puede utilizar directamente en las obras y cumple, en principio, con todas las exigencias de la construcción moderna.
  • Por su resistencia, parece un material perfecto para, al menos, probarlo en zonas donde el mantenimiento sea especialmente difícil por su intensidad o condiciones de acceso.
  • En lo que a datos más técnicos se refiere, los investigadores señalan en su trabajo que la resistencia de este hormigón aumenta hasta en un 146 en términos de compresión y un 79,5% en flexión.
  • A pesar de todo, a los científicos consideran que todavía queda mucho por aprender del grafeno, y todavía más para crear el grafeno perfecto. No obstante, gracias a él se vaticinan cambios importantes como baterías para cargar en muy poco tiempo o materiales tan resistentes que puedan incluso catalogarse como irrompibles.


Nuestra web almacena información sobre tu navegación para ofrecerte una mejor experiencia de usuario y un contenido adaptado a ti. Acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies