La importancia, cada vez mayor, del hormigón reciclado

La importancia, cada vez mayor, del hormigón reciclado

Hay muchos exponentes de lo que ya nadie duda en llamar «Construcción sostenible». Con el Horizonte 2020 cada vez más cerca, ahora transformado de facto en Horizonte 2030 por lo ambicioso de los objetivos, utilizar los apellidos «verde» o «sostenible» cada vez es más habitual. No obstante, ya hace más de una década que el segmento del prefabricado de hormigón se comenzó a preocuparse por reducir su huella en el medio ambiente. Sobre todo por la conciencia de que este material es el segundo más utilizado (solo por detrás del agua) y -solo en España- en el año 2018 se utilizaron 4,6 toneladas de hormigón para la producción de prefabricados.

¿El hormigón se puede reciclar?

Igual que el papel o el plástico, el hormigón es un material de construcción reciclable. Por su composición, no puede utilizarse para crear cemento (por la complejidad de separar el granulado), pero una vez que se ha reducido a pequeños fragmentos se han venido utilizando este tipo de residuos para la construcción y/o reparación de carreteras o apuntalar otro tipo de construcciones.

La buena noticia es que, hasta hace poco tiempo, el hormigón reciclado apenas se utilizaba para estos fines. Pero recientemente se ha demostrado que este material puede servir para crear nuevas elementos estructurales de 30 a 40 MPa, tal y como se confirma en este reciente artículo.

Tips sobre el reciclado de hormigón

  • El proceso para dar a luz hormigón reciclado nace desde la propia demolición de una estructura. Para que culmine con éxito, es necesario separarlo de forma efectiva de otros materiales (vidrio, ladrillos…) que puedan contaminarlo.
  • Una vez triturados los restos de hormigón en cuestión, desde Structuralia explican que los fragmentos de áridos se clasifican por tamaños.
  • El ‘resultado final’ (dejando a un lado los aspectos más técnicos que solo los especialistas alcanzan a comprender) son partículas pequeñas y grandes. Las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento han sido las que han demostrado que los recursos gruesos son los más aptos para la reconstrucción de estructuras.

Zúrich, la cuna del hormigón reciclado

A pesar de que en España hay ejemplos (el puente atirantado sobre el Río Turia es uno de ellos) de que utilizar este tipo de hormigón es más que posible, Zúrich se ha convertido por derecho propio en la bandera de esta corriente. Hace ya más de 15 años que utilizan el hormigón reciclado, y ya hablan de que quieren comenzar a utilizarlo en todas las nuevas construcciones. Incluso hay edificios en los que la mitad del hormigón ya es reciclado.

A pesar de que su utilidad ya está corroborada, el propio ayuntamiento de Zúrich ha construido un muro de 50% hormigón virgen y 50% reciclado para que los más escépticos puedan comprobar in situ su eficacia.

¿Qué ventajas tiene el hormigón reciclado?

  • El ahorro en costes de transporte es evidente. No podemos olvidar que la huella de carbono de una construcción también viene de llevar las piezas hasta su sitio.
  • Se reduce el impacto medioambiental de las demoliciones.
  • También es evidente la reducción de la extracción de nuevos áridos.
  • Se ahorra espacio en los vertederos, otro foco importante para la sostenibilidad de nuestro planeta.

 



Nuestra web almacena información sobre tu navegación para ofrecerte una mejor experiencia de usuario y un contenido adaptado a ti. Acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies