Seguridad y prefabricados de hormigón siempre van de la mano - TECNYCONTA
3965
post-template-default,single,single-post,postid-3965,single-format-standard,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

Seguridad y prefabricados de hormigón siempre van de la mano

Seguridad y prefabricados de hormigón siempre van de la mano

Aunque gran parte del trabajo se realiza bajo el techo de las plantas, las obras sobre el terreno con prefabricados de hormigón también existen. Es evidente: todo lo que se hace en la planta luego hay que trasladarlo hasta el punto en el que dar forma a la construcción. Y es en ese punto donde confluyen muchos elementos que se deben tener bajo control: grandes pilares y vigas, paneles GRC o piezas de cerramiento se concentran en el espacio asignado.

Seguridad y montajes de prefabricadosUna vez en el punto de la obra es donde comienza el montaje. Tal y como relata Víctor Yepes en su blog (enlazado al final de este artículo), estas piezas de las que hemos hablado “unas veces desde el propio transporte y otras acopiándose primero”. El caso es que, sea como sea, todos estos ‘movimientos’ se deben realizar con las correspondientes medidas de seguridad. No se puede obviar que estamos hablando de grandes manejos de cargas o trabajos en altura.

¿Cuáles son las medidas de seguridad más importantes a la hora de trabajar con prefabricados de hormigón?

Tal y como argumentan desde ANDECE, una de las principales ventajas -muy relacionada con la seguridad- de las obras con prefabricados, es que se trabaja en zonas de obra mucho más limpias y seguras. “Al prescindir, por ejemplo, de encofrados y de sistemas de andamios, se reducen un gran número de riesgos habituales de las obras”. señalan. El hecho de que muchos elementos se produzcan en las fábricas, reduce el número de personas, de máquinas y de procedimientos que se realizan con PH, por lo que mejoran las condiciones de confort y la generación de escombros y restos de obra son mínimos. “No obstante, este enfoque particular de construcción no elimina absolutamente todos los riesgos”, matizan.

Lo primero es trasladar el material desde la planta hasta la zona de la obra. Muchas de las piezas que se mueven de un punto a otro son de dimensiones especiales, por lo que solamente trasladarlas ya es un reto de seguridad y se requiere, nunca mejor dicho, de transportes especiales. El uso de vehículos que informan al resto de conductores de que se está realizando este tipo de transporte es habitual (esos que se ven con luces rotativas detrás de un camión).

Para que todo salga bien en la obra, el vallado exterior y el balizamiento del perímetro es más importante de lo que parece. Nunca se permite el acceso a personas que no forman parte de la obra, o al menos no se hace sin el debido control y la supervisión. Si es necesario, se instalan puntos de control en los accesos. La señalética en una obra es muy relevante. No solo se indican los puntos de acceso a la obra o las restricciones, también se hace, por ejemplo, con los distintos niveles del terreno. Avisando de ellos, se evitan -entre otras muchas cosas- caídas de trabajadores.

Concretar todos los aspectos de seguridad en un solo artículo sería poco menos que imposible. Por eso la intención es únicamente destacar algunos de ellos, los más relevantes, que afectan al día a día del manejo de prefabricados de hormigón. Dentro de una obra hay muchos elementos imprescindibles, pero hay cuatro nombres propios que no se pueden dejar en el olvido: el arnés de seguridad con absorbedor de energía, el caso, las botas y los guantes de seguridad. Todos los trabajadores deben portarlos durante la fase de montaje. Es obligatorio.

Líneas de vida y otros elementos destacados

Los amantes de algunas prácticas deportivas estarán muy familiarizados con este elemento. Pues sí, también se utiliza en la construcción. Estos sistemas de protección se utilizan con mucha frecuencia para controlar el riesgo de caídas en altura. Las líneas de vida tienen que encajar con los correspondientes casquillos homologados, y es destacable que estos casquillos se hacen durante la fase de prefabricación, es decir, en la propia planta. Y por lo tanto, este elemento concreto de seguridad depende de la empresa prefabricadora.

Pero las líneas de vida no son el único elemento que permite trabajar en estas obras. Las plataformas elevadoras móviles, o incluso las pinzas de anclaje para los operarios, son alternativas o sistemas complementarios para la realización de los trabajos. En cualquier caso, el uso de estos sistemas de protección colectiva o de medios auxiliares debe estar bien planificado desde los comienzos del proyecto.

Las plataformas elevadoras son especialmente útiles durante la fase de estructura portante y su objetivo no es ningún misterio: se trata de llevar al trabajador correspondiente hasta la altura a la que tiene que realizar la tarea oportuna. Gracias a este tipo de maquinaria, se consiguió prescindir en su momento de las escaleras como medio para llegar a determinadas alturas. Como en las obras con prefabricados de hormigón hay que mover constantemente este tipo de elementos, las plataformas elevadoras autopropulsadas son la mejor opción para trabajar.

Además de las redes horizontales o de perímetro y las barandillas perimetrales (ambos dos elementos para evitar las caídas en altura), dentro de una obra con PH de hormigón hay otros elementos que se encargan de que todo salga bien. Es el caso del señalista, cuya figura se hace imprescindible para realizar algunos trabajos específicos. Y es que cuando las grúas están en movimiento, los operarios que las manejan deben tener siempre la carga a la vista. Si esto no es posible, el señalista se ocupa de suplir esa falta de visibilidad dirigiendo las maniobras.

Muy importante: la seguridad es un campo irrenunciable en el cualquier tipo de construcción. Todos los conceptos que afectan a este campo no se pueden resumir en una sola publicación, y menos una que no sea de carácter técnico. Por lo tanto, este artículo no debe tomarse como una guía completa de seguridad.

Fuentes (links) para la redacción de este artículo:



Nuestra web almacena información sobre tu navegación para ofrecerte una mejor experiencia de usuario y un contenido adaptado a ti. Acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies