Diccionario sobre prefabricados de hormigón (II)

Diccionario sobre prefabricados de hormigón (II)

Vigas prefabricados de hormigónDecenas de materiales, de conceptos y de fines constructivos. El sector del hormigón prefabricado está más vivo de lo que muchos piensan. Van más allá del color gris o las formas estandarizadas. La versatilidad de este material permite fabricar a medida gran multitud de piezas y utilizar materiales distintos en función de lo que se pretende construir.

Tras presentarte una primera parte con algunos de los términos más relevantes, usamos esta segunda para contarte qué son otros cuatro elementos muy familiares para nosotros:

Ménsula

En la terminología específica del hormigón prefabricado, hablar de una ménsula es hacerlo de cualquier elemento estructural que se encuentre en voladizo. Normalmente, los voladizos son prolongaciones de vigas continuas, con varios apoyos para equilibrar el peso de los pilares que se ubican en los extremos. Desde nuestra planta de Tauste somos capaces de fabricadas ménsulas de hormigón prefabricado, entre las que se podrían concretar dos tipos:

  • Ménsulas cortas: pequeños soportes que deben cumplir con la función de soporte de algún otro elemento como, por ejemplo, el arranque de un arco, un balcón o una cubierta.
  • Ménsulas largas: por la longitud horizontal que tienen, este tipo de ménsula tienen la capacidad de actuar como una viga. Es decir, lo hacen a flexión.

Importante: en función de la longitud que tenga el pilar y de las plantas de forjado que soporte, resulta fundamental estudiar la manera de optimizar la sección del pilar. Es posible que sea necesario fabricarlo en una o dos piezas, ejecutando la unión entre plantas con sistemas atornillados. Así es como se obtiene un resultado técnico idéntico al que se conseguiría con un pilar fabricado monolíticamente

Cáliz

Desde el punto de vista constructivo un cáliz supone hablar de la cimentación de pilares prefabricados de hormigón. ¿Por qué? Porque el cáliz es un hueco (o un cubo, tienen varias formas de referirse a él) de hormigón armado en el cual se empotra el pilar. Por lo tanto, este espacio se diseña según las dimensiones del pilar prefabricado que irá colocado en el futuro, pero se hace con 15 cm de espacio adicional, a razón de 7,5 cm por cada lado. Este espacio es fundamental para realizar correcciones durante la cimentación, y se rellena con mortero de baja retracción tipo grout cuando ya no es necesario hacer nada con él.

Tanto en función de las acciones transmitidas, como de la dimensión del pilar, el canto de la zapata sufre variaciones. Con un cáliz, una vez que ha sido rellenado, en las obras se obtiene un empotramiento perfecto del pilar.

Vigueta

Igual que al hablar de un cáliz se debe hablar de un concepto más amplio (cimentación de pilares), cuando se intenta explicar qué es una vigueta de hormigón prefabricado es necesario asociarlo a otro término: «vigueta y bovedilla» se entienden mejor juntos.

El sistema ligero de vigueta y bovedilla es ampliamente conocido por los profesionales de la construcción, ya que sirve -fundamentalmente- para la construcción de losas y entrepisos con importantes ventajas con respecto a otros. En este dúo, el segundo elemento es el que tiene la misión de ser el elemento aligerante. Ambas piezas se pueden fabricar con tamaños diferentes, tanto en largo como ancho o peralte, de forma que se adaptan sin problemas a cualquier reto constructivo que se proponga en la fase de proyecto.

Algunos tips para comprender mejor las características del sistema de vigueta pretensada y bovedilla:

  • Es económico porque requiere una inversión reducida tanto de dinero como de materiales (no requiere tanto hormigón para fabricarlas, por ejemplo).
  • Se puede combinar fácilmente con otros elementos como el acero y se coloca rápidamente sin grandes necesidades de mano de obra.
  • Es un elemento estructural monolítico.

 

Fibra glass

Las fibras de vidrio y algunos elementos prefabricados de hormigón se conjuntan especialmente bien porque su elevada resistencia a los álcalis proporciona grandes resultados. El mejor exponente de la «fibra glass» para hormigón se encuentra en los paneles GRC, una opción constructiva que cada día tiene más adeptos.

La fibra de vidrio tiene un potencial enorme pero lo más destacado es la notable reducción de la resistencia y la tenacidad que genera, sobre todo, cuando se expone al medio ambiente. Evidentemente no es la única propiedad que tienen: también son incombustibles y no generan gases tóxicos; son un excelente aislamiento térmico (característica muy importante es los edificios de consumo casi nulo, por ejemplo) e inerte a una gran cantidad de sustancias como, por ejemplo, los ácidos.

Si quieres conocer muchos más aspectos de la fibra glass (o fibras de vidrio) aplicadas al hormigón prefabricado, puedes leer este artículo que ya publicamos en nuestra web.



Nuestra web almacena información sobre tu navegación para ofrecerte una mejor experiencia de usuario y un contenido adaptado a ti. Acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies