El Gran pacto verde por las ciudades cambiará el paradigma de la construcción - TECNYCONTA
4341
post-template-default,single,single-post,postid-4341,single-format-standard,drag-drop-item,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

El Gran pacto verde por las ciudades cambiará el paradigma de la construcción

El Gran pacto verde por las ciudades cambiará el paradigma de la construcción

Gran pacto verde de las ciudadesSe le ha bautizado bajo el nombre de “Green Deal for Cities”, o lo que en castellano se entiende como el ‘Gran pacto verde por las ciudades’, que encabezado por el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) pretende hacer posible «una transformación urbana profunda para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU, mitigar la emergencia climática actual y satisfacer las demandas de la sociedad», tal y como reza esta nota de prensa. Un pacto al que, por supuesto, no es ajeno el sector del prefabricado de hormigón, que se ha unido a la causa con la firma de la declaración por parte de ANDECE, la patronal de la industrial del prefabricado.

¿Por qué es necesario este pacto?

El contexto actual es el que manda: desde el CSCAE aseguran que no se pueden obviar «los efectos de la globalización y la digitalización», ni tampoco la «superpoblación, el agotamiento progresivo de los recursos naturales, la pérdida de la biodiversidad y el aumento de la inestabilidad social» que todos estos frentes están provocando. Todo ello hace imperativo que los agentes implicados en esta situación reconozcan que el cambio climático «constituye el desafío más acuciante de nuestros días y que ya es tiempo de actuar, asumiendo responsabilidades individuales y colectivas».

Y para ello, antes incluso de que existiera el gran pacto verde, la «Agenda 2030» ya se había constituido como uno de los retos más ambiciosos destinados a proteger y conservar el planeta, no solo en beneficio de las personas que vivimos actualmente en él, sino también en un gesto providencial para las futuras generaciones.

Una vez que dado el paso de aceptar la «actual situación de emergencia climática», el sector de la edificación ha puesto en negro sobre blanco lo que puede hacer al respecto. En otras palabras, se tiene la firme intención de «transformar y adaptar el hábitat construido, puesto que los edificios y la construcción son causantes de casi el 40% de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera».

Un cambio de paradigma

Efectivamente, asumir que la construcción debe cambiar cosas implica, y nunca mejor dicho, alterar los cimientos del sector. Pero se debe hacer «respetando los límites y equilibrios ecológicos de la tierra». Por lo tanto, todas las entidades que se han sumado al pacto se comprometen  a «diseñar y construir edificios, ciudades e infraestructuras que empiecen a entenderse como componentes indivisibles de un sistema más grande, resiliente y autosostenible, durante todo su ciclo de vida», aseguran las mismas fuentes del CSCAE. Afortunadamente, todas estas formulaciones no son nuevas en la industria del prefabricado de hormigón, acostumbrada hace mucho tiempo poner en valor los beneficios de la industrialización y las ventajas inherentes que esta tiene para la construcción de entornos mucho más verdes.

Dos razones se encargan de dar la suficiente consistencia a estas últimas afirmaciones:

  • El sector del prefabricado está más que preparado para dar «soluciones tecnológicamente avanzadas» que faciliten la optimización de la construcción.
  • Y además el uso de PH «origina edificios duraderos, con pocas reparaciones y confortables térmica y acústicamente», tal y como ya se ha visto en algunos ejemplos reales como estas obras de las que hemos hablado en nuestra web.

 

Compromisos concretos del sector de la construcción

El ‘Gran pacto verde por las ciudades’ incluye 9 puntos totalmente definidos para abordar de forma inmediata:

  • Se pretende «impulsar cuantas iniciativas sean necesarias con el fin de concienciar a la ciudadanía sobre la emergencia climática», realizando una labor de concienciación sobre la adecuación de viviendas, edificios y ciudades.
  • Colaborar estrechamente con las administraciones públicas para que las ciudades tomen rumbos más verdes.
  • Se fomentará la «sostenibilidad medioambiental, social y económica» en todas las actuaciones del sector y se establecerá como «criterio de calidad» en proyectos, concursos públicos, premios y exposiciones.
  • La investigación también será vertebradora: la apuesta por compartir conocimientos es más importante que nunca.
  • Se acelerará «el ritmo de la rehabilitación y la adaptación del parque de edificios existentes».
  • La economía circular estará siempre presente en cada actuación.
  • Los diseños de edificaciones tendrán que ir «más allá» de las emisiones nulas.
  • Reducir los residuos de la construcción y fomentar el uso de materiales renovables será imperativo para todos los que hayan firmado la declaración.
  • Por último, se promoverá «un uso responsable de los recursos naturales en arquitectura y urbanismo desde la doble perspectiva cuantitativa y cualitativa».

Para más información, aquí puedes encontrar el comunicado completo del CSCAE.



Nuestra web almacena información sobre tu navegación para ofrecerte una mejor experiencia de usuario y un contenido adaptado a ti. Acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies