Los prefabricados de hormigón, aliados en la expansión de los centros de datos

Los prefabricados de hormigón, aliados en la expansión de los centros de datos

– Marcelo Miranda (CEO Consolis Tecnyconta) –  LinkedIn

Los centros de datos están en plena expansión. Es un fenómeno que está teniendo lugar en toda Europa, pero es especialmente llamativo el papel de España como área estratégica para muchas compañías del sector interesadas en instalarse en la península. Este interés conlleva el reto de responder con agilidad a la necesidad de construir nuevos centros, cumpliendo todos los requisitos técnicos, pero también de sostenibilidad.

La transformación digital en todo tipo de sectores y compañías explica el porqué de esta tendencia. Los centros de datos se multiplican para absorber la creciente gama de servicios y aplicaciones online, el gran volumen de datos que administran las empresas, la masiva migración a la nube, las nuevas formas de trabajo en remoto o la necesidad de garantizar una mayor privacidad y seguridad.

Los números tampoco dejan sitio a las dudas. De acuerdo con las previsiones de la consultora internacional Savills, la capacidad de los centros de datos europeos alcanzará los 9.000 MW en 2025, y este número necesitará crecer casi 2,5 veces, mediante la construcción de más de 3.000 centros de datos. Una oportunidad en la que España parte con ventaja por su posición geográfica. Tomando en cuenta solo cifras de Madrid, la patronal del sector, Spain DC, prevé una inversión de 16.320 millones de euros hasta 2026, y se espera que otras ciudades españolas se sumen a este boom como ejes de esta nueva infraestructura.

 

Esta fuerte demanda se traduce en la exigencia de construir los nuevos centros de manera rápida, precisa y con la mejor calidad. Sin embargo, los procesos para diseñar, construir y poner en marcha este tipo de proyectos han sido tradicionalmente largos y costosos. Sus requisitos de seguridad, eficiencia energética y alta resistencia han contribuido a hacer de su construcción un desafío todavía mayor.

Por estas razones, los prefabricados de hormigón han surgido como una solución que está acelerando la forma en que se construyen y operan los centros de datos. Entre sus ventajas destaca el acortamiento de plazos de ejecución: las piezas se producen con antelación en fábrica y se montan rápidamente en obra, permitiendo un avance más rápido que con la construcción tradicional. También se adaptan a unos requisitos técnicos más exigentes, como el hecho de absorber mayores cargas en forjados, ya que al ser edificios más compartimentados que una nave logística, los pilares y las vigas son de grandes dimensiones.

Por la durabilidad de estos productos, los edificios resultantes tienen menos necesidades de mantenimiento frente a otros materiales, además de que el hormigón ofrece una gran resistencia al fuego, uno de los mayores riesgos en este tipo de instalaciones.

Y a ello se suma un factor esencial en el campo de la transformación digital como es la sostenibilidad. Los requisitos medioambientales están cada vez más presentes. Según un estudio de este año elaborado por Data Centre World y Spain DC, un 95% de los propietarios de centros de datos en España tiene una planificación estratégica clara en relación con la sostenibilidad, y un 90% mide los recursos que consumen, ya sea electricidad o agua.

Asimismo, las 25 empresas globales más relevantes firmaron en 2021 el Pacto de Centros de Datos Climáticamente Neutros, comprometiéndose a alcanzar esa meta en 2030. Para ello, las compañías no solo tratan de moderar el consumo de energía y otros recursos, sino que valoran la huella climática del propio edificio donde se ubican. La sostenibilidad comienza por la construcción misma del espacio, sus materiales y procesos.

En este sentido, la construcción prefabricada permite reducir la cantidad de residuos, así como las emisiones de CO₂ en comparación con la construcción tradicional. Además, los prefabricados se pueden diseñar para cumplir con los exigentes estándares de eficiencia energética requeridos, un punto clave puesto que los centros deben contar con un ambiente muy controlado tanto de temperatura como de humedad.

A los claros beneficios de estos productos prefabricados se suma la irrupción en el sector de soluciones innovadoras más ecológicas, que impulsan el avance hacia la neutralidad climática. Es el caso de Green Spine Line®, la primera línea de prefabricados de hormigón certificados sostenibles de España, creada por Consolis Tecnyconta, que ya está siendo utilizada y logra una reducción de la huella de carbono de en torno al 30%.

Estos productos son el resultado de una gran inversión en I+D+i, que se ha reflejado en un cambio en los procesos: desde el presupuesto hasta el montaje, pasando por el diseño y la fabricación. Unos avances que se han desarrollado dentro de un ecosistema de investigación del que forma parte Consolis Tecnyconta junto a universidades, startups e institutos tecnológicos.

En este marco se ha investigado el uso de materias primas más innovadoras en colaboración con proveedores, como cementos especiales y aditivos que emplean la nanotecnología de materiales como el grafeno. En paralelo, se ha profundizado en la economía circular, como el reciclaje de agua, la reducción y la reutilización de residuos o el empleo de energía de fuentes 100% renovables.

La innovación es profunda y continua, como muestra la utilización de la tecnología de mineralización de carbono, con la que ya se ha comenzado a inyectar CO₂ al hormigón fresco, el cual se mineraliza de forma permanente, permitiendo reducir la huella de carbono sin afectar a las prestaciones técnicas del material. Mientras que en el campo del transporte se están introduciendo combustibles como el HVO, un biodiésel de aceite reutilizado y tratado con hidrógeno.

Además de estas innovaciones, Tecnyconta ha trasladado al mercado español el amplio conocimiento tecnológico del grupo Consolis, así como toda la experiencia acumulada en la construcción de centros de datos a lo largo de sus diferentes empresas filiales en Europa. De esta forma, los proyectos se abordan de una manera más práctica y ágil.

No obstante, los avances en tecnología y sostenibilidad no pueden detenerse aquí, ya que son esenciales para superar al reto de la creciente demanda de construcción de centros de datos, y deben involucrar a toda la cadena de valor del sector. No cabe duda de que los prefabricados de hormigón están en el centro de la innovación de los procesos y materiales para no dejar pasar esta gran oportunidad para España.

– Marcelo Miranda (CEO Consolis Tecnyconta) –