Diez cosas sobre las vigas prefabricadas que debes conocer
3831
post-template-default,single,single-post,postid-3831,single-format-standard,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive
 

10 curiosidades sobre las vigas prefabricadas

10 curiosidades sobre las vigas prefabricadas

Igual nunca te lo habías planteado, pero una viga puede ser un perfecto canalón, o un espacio ideal para la instalación de placas fotovoltaicas. ¡Sigue leyendo!

No les estás dando la importancia que tienen, pero las vigas son un elemento fundamental en la construcción. Es nada menos que el soporte sobre el que se sostiene el resto de las estructuras por las que pasas o en las que vives cada día. Sin vigas, no habría edificio que valga.

Una viga, del tipo que sea, está pensada no solo para que soporte el peso de la construcción en cuestión, también la presión, la Vigas prefabricadas de hormigontensión y la flexión. Como todo en construcción, puede parecer que las vigas solo tienen esta utilidad, pero no olvides una cosa muy importante: además de servir de protección, la cubierta de un edificio tiene un papel fundamental en la percepción espacial interior del edificio.

Pero hay mucho más. ¿Te apetece conocer más datos curiosos sobre las vigas? Pues subimos la apuesta y te vamos a contar también cosas que, a lo mejor, no sabías sobre las vigas prefabricadas de hormigón, que son las que trabajamos cada día en nuestra planta de Tauste (Zaragoza).

  1. Que no te den viga por pilares. Las vigas solo son los elementos horizontales que sostienen la carga. Si no es horizontal, no es una viga.
  2. Eso sí, si en vez de viga te dicen jácena, no te están engañando. En el sentido más estricto de la construcción te están hablando de lo mismo.
  3. ¿Sabías que las primeras vigas fueron de madera? Evidentemente, estamos hablando de miles de años. Los tiempos han cambiado mucho y, para fortuna de todos, también los materiales de construcción. El hormigón apareció en el mundo de las vigas en el siglo XIX, incluso antes que el acero.
  4. No hay solo un tipo de viga en el mundo. Hay decenas de tipos de vigas y, como ya te hemos dicho, varios materiales con los que se pueden construir. DELTA, TECSYLON, HASTIAL, Tec-50… solo algunos de los nombres que puedes encontrar en un catálogo de vigas prefabricadas de hormigón.
  5. Si lo que estás pensando es construir una nave industrial, la viga prefabricada DELTA puede ser lo que estás buscando. Se pueden diseñar en las fábricas armadas o pretensadas, dependiendo de lo que necesite el proyecto en cuestión.
  6. ¿Quieres una construcción con la menor cantidad de elementos estructurales de por medio? Tenemos la viga prefabricada que buscas: su nombre es TECSYLON, y puede alcanzar luces superiores de -nada menos- 40 metros sin apoyos intermedios. ¿No te haces a una idea de lo que esto significa? Echa un ojo a algunas de estas fotos; espacioso, ¿verdad?
  7. ¡Las vigas prefabricadas tienen más poder del que te imaginabas! Además de sostener la estructura, como bien saben los profesionales de la construcción, tienen valores añadidos desconocidos para el gran público: en algunos casos, su geometría les convierte en una interesante protección contra incendios. Además, son una herramienta perfecta para la tarea de recogida de aguas pluviales. Incluso hacen que los canalones para esta misión queden ocultos.
  8. Las innovaciones constructivas también están a la orden del día en el terreno de las vigas prefabricadas de hormigón. Se lo puedes preguntar a la viga de cubierta ‘President’, que tiene forma de omega y además de tener una geometría que ayuda en la recogida de aguas pluviales, puede ser en si misma gran parte de la cubierta de un edificio. Construir con la ‘President’ también reporta un beneficio término al edificio porque consigue un efecto de “techo frío” por las características específicas de su construcción.
  9. Tal y como ya te hemos contado en alguna ocasión, la construcción y los prefabricados de hormigón no pueden dar la espalda a la sostenibilidad. Determinados tipos de vigas y cubiertas permiten la instalación posterior de placas fotovoltaicas, haciendo del futuro edificio (o nave) un espacio más responsable con el medio ambiente.

 

Vigas prefabricadas a medida

Pero para que puedan cumplir con todas estas funciones, las vigas prefabricadas primero se tienen que construir. Se hace en espacios abiertos lo suficientemente grandes como para poder abarcar su longitud completa. Cuando ya se han construido, se acopian en la fabrican y se trasladan a las obras. También se pueden construir en diferentes secciones (o partes) y armados, en función de las cargas que tienen que soportar o de las luces que deben generar. ¿Y lo más importante? Que construyendo con este tipo de prefabricados de hormigón haces de tus construcciones obras más eficientes en tiempo y dinero.

Ahora que ya sabes todo lo que pueden hacer por ti, si tienes cualquier duda o necesitas asesoramiento para tu próximo proyecto, ¡contacta con nosotros!