Requisitos para proyectar desde 0 una construcción eficiente
3682
post-template-default,single,single-post,postid-3682,single-format-standard,drag-drop-item,,no_animation_on_touch,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.8.0,vc_responsive
 

Los requisitos para una construcción eficiente y respetuosa

Los requisitos para una construcción eficiente y respetuosa

¿Qué se considera una obra eficiente? ¿Se construye con estos criterios en España?

Tanto en el momento presente como en el futuro más cercano, construir con criterios de eficiencia energética es clave. Un extremo que afecta a la industria tradicional que construye ‘in situ’, como para el segmento del prefabricado de hormigón. En este sentido, una vez más, algunos países del norte de Europa llevan algo de ventaja: en Alemania, Suiza o Francia hace tiempo que se construyen las denominadas ‘Passive House’, que podrían ser consideradas como un ejemplo perfecto de construcción eficiente desde 0.

Esta tipología de vivienda es capaz de consumir 20 veces menos que una tradicional. Es más, otras fuentes las definen como casas de consumo casi nulo. A pesar de ser ‘solo’ casas, su metodología constructiva muestra el camino de cómo tiene que ser una instalación (civil, logística, agrícola…) con criterios de eficiencia energética.

¿Qué requisitos debe cumplir una construcción para ser considerada eficiente?

  • Buen aislamiento.
  • Sin fugas de aire.
  • Buena ventilación.
  • Elección correcta de la orientación.

Evidentemente, una vivienda tradicional se puede convertir en eficiente, pero una construcción desde 0 siempre tendrá mejores características en este sentido. Y es que es en la fase de proyecto cuando se tienen que tomar algunas decisiones cruciales, que afectan sobre todo a los materiales elegidos. La selección se debe realizar conforme a unos criterios concretos y, sobre todo, utilizar recursos que protejan el medio ambiente.

¿Qué otros elementos influyen en una construcción responsable?

  • Protección frente al exterior: la eficiencia también se mide en los esfuerzos que debemos hacer para mantenerla durante su vida útil. Por eso, se deben elegir materiales en función de la ubicación de la obra, y que no se degraden, por ejemplo, con las inclemencias del tiempo. La lluvia, la nieve o las horas de sol no pueden ser elementos que pase por alto durante la fase de toma de decisiones. En Calafell, el IES La Talaia cuenta con una pigmentación especial en los paneles de cerramiento (pigmento de óxido de hierro sintético negro Fe3O4), que le otorga una especial resistencia y estabilidad frente a los problemas derivados del ambiente marino de la localidad.
  • El aislamiento y la ventilación son otros dos factores de elevada relevancia. Un edificio con un aislamiento inadecuado consume hasta un 30% más de energía. ¿Cuál es la mejor fachada o el mejor cerramiento para un aislamiento perfecto? En este sentido, las construcciones prefabricadas de hormigón tienen mucho que decir puesto que se erigen como el material más adecuado para mantener el calor de un edificio durante el invierno y rebajar unos grados la temperatura durante el verano gracias a su masa térmica.